mayo 13, 2006

Culto al Cuerpo







El fisicoculturismo ayuda a tener un cuerpo en forma y saludable, como lo prefieren la mayoría de personas hoy en día. Sin embargo, se ha hecho un mal uso de él y se ha llevado al extremo, incluso mucha gente por desconocer su filosofía ha puesto en riesgo su salud.


Esta disciplina en Colombia se originó desde hace más de cuatro décadas. En Antioquia se inició con los hermanos Ramírez, y su mayor precursor fue Francisco Ramírez Ramírez, quien obtuvo en 1.959 el título de Señor Colombia. Sin embargo, esta actividad en el país no ha tenido tanta fuerza como en otras partes del mundo.

Estados Unidos y Francia conformaron escuelas dedicadas al fisicoculturismo moderno. La americana tenía como doctrina el desarrollo de la musculatura y la francesa el desarrollo integral del hombre.

Actualmente en Colombia, el fisicoculturismo no cuenta con colaboración ni del gobierno ni de la empresa privada, además no existe ni federaciones ni ligas que lo promuevan. Básicamente los torneos que se realizan son patrocinados por gimnasios.

Mario López, estudiante de deportes en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid manifiesta que, los deportistas necesitan ayuda económica para poder realizar un entrenamiento satisfactorio y elevar sus fortalezas y vencer sus debilidades, pero el país no le ha brindado apoyo a este deporte ni a ningún otro.


El arte de esculpir el cuerpo

Algunos piensan que este deporte es dedicado al culto del cuerpo. Más que un tributo físico es una decisión de cada persona, es el arte de esculpir el cuerpo, de tal forma "que no se pierda ni la simetría ni la métrica; se busca tener un cuerpo armonioso, grande y un porcentaje muy bajito de grasa", explica Fernando Pulgarín, licenciado en Educación Física de la Universidad de Antioquia y quien sostuvo una relación con el fisicocultirismo hace 20 años.

Para estos deportistas es importante tener diferentes rutinas, ya que les permite ir moldeando su cuerpo según sus necesidades, es decir, un día entrena pectorales, otro bíceps y otro tríceps y así sucesivamente, con el fin de que el organismo no se estanque. "Hacen énfasis en trabajar el músculo despacio; se preocupan mucho porque las cargas estén bien estipuladas", afirma Fernando.

Francisco Ramírez, siempre ha recomendado a las personas que acuden a él, que la intensidad del entrenamiento para subir de peso es día de por medio y de una duración de una hora y media máximo.

Isaías Ocoró, fisicoculturista aficionado desde hace siete años, cuenta que dependiendo de la rutina su preparamiento dura entre 45 y 50 minutos diarios. Una parte de su preparación consiste en comer prácticamente de todo, para ganar volumen y luego practicar los ejercicios para definir sus músculos, para cuando llegue el momento de la competencia estar preparado.


¿El fisicoculturismo es un deporte?

Las personas que practican el fisicoculturismo lo consideran un deporte. Sin embargo, para el Comité Olímpico Internacional (COI) no lo es, porque sus competiciones son más artísticas que deportivas. Otra razón, consiste en que en él es muy común el consumo de anabólicos, sustancias sintéticas que suministran hormonas masculinas y en esta actividad es utilizada para el crecimiento de los músculos.

Mario López define al deporte como una actividad donde hay reglas establecidas, donde hay un contendor directo o indirecto y donde se recibe un premio por ser el ganador.

Al mismo tiempo este "debe estar legalmente constituida ante una federación internacional y reconocida a nivel de los Olímpicos", dice Fernando Pulgarín.

Los que practican esta disciplina afirman que el fisicoculturismo es un deporte, porque hay unos competidores que entrenan todos los días, para mejorar su salud y darle forma a su cuerpo, también hay reglas donde no gana el que posee más músculos, sino aquél que tenga más métrica y el ganador es premiado.

Para Francisco Ramírez, el fisicoculturista es un deportista, puesto que su entrenamiento se basa en la preparación física y en la distribución de las cargas. Esto se hace más que todo con pesas pero no hay que confundirse con la halterofilia, levantamiento de pesas.

La competencia es un arte, porque incorpora la danza, los contendientes enseñan la forma de sus músculos al ritmo de la música, es preciso en ese momento que se realiza un deporte, porque hay un movimiento y una tensión de los músculos.

Una idea errónea

Algunas de las personas que practican el fisiculturismo no han sabido difundir, de manera arrogante lo emplean como plataforma para figurar e incursionar en el mundo del exhibicionismo.

Otras consumen asteroides anabólicos para incrementar la masa muscular. Estas sustancias lo único que producen es el soplamiento del cuerpo y daños irreversibles, como tumores hepáticos, cáncer, hipertensión e impotencia. “En los hombres la voz se les pierde, los testículos y el pene se vuelven más pequeños, debido a que, el cuerpo ya no esta produciendo hormonas” normales, advierte Fernando.

Isaías Ocoró cuenta que los esteroides suben el peso, 30 kilos en masa muscular, en unos veinte días. Además, dice que, se han comprobado casos donde los fisicoculturistas se inyectan otras sustancias, insulina, veterina, aceite de oliva, ocasiona el rompimiento del músculo y en Colombia es muy común la aplicación del boldenol, medicamento para animales.

Como dice Francisco Ramírez en el fisicoculturismo no es necesario suministrarse esa clase de sustancias, ya que, lo que se busca es el cuidado de la salud. Con una buena alimentación y un ejercicio bien hecho y algunos suplementos proteínicos se puede conseguir la forma deseada del cuerpo, “porque en el tiempo mío, para uno coger físico comía panela, eso es lo mejor para la fuerza”, comenta Francisco.

Interpretación actual del fisicoculturismo

En estos momentos en Colombia lo que se esta vendiendo es imagen, "la gente no respeta el biotipo y hay un problema que se llama moda; le quieren meter a las personas que solo hay un prototipo", dice Fernando Pulgarín.

Los jóvenes y las personas que desean tener los llamados "cuadritos", se están perjudicando, porque no van a un especialista que los oriente y entrenen según sus necesidades, sino que repiten los ejercicios que ven en las revistas y en la televisión. Pero "toda persona que vaya a hacer ejercicio tiene que hacer primero que todo un chequeo físico", afirma Francisco.

Además, algunos de "ellos creen que eso se obtiene de la noche a la mañana, creen que tener un físico es fácil, entonces preguntan vos qué tomas, vos qué te aplicas, no enfocan la mente en entrenar, porque quieren tener músculos ya", expresa Isaías.

Geovanny Emit Palacios, aficionado y practicante de este deporte, asegura que estas creencias son conceptos erróneos que se tienen acerca del fisiculturismo, puesto que "lo que se vende es lo malo, lo desviado del verdadero concepto y no hay razón para volvernos como esas moles que aparecen en la televisión, construir un físico bonito no tiene que ver con comer mucho o usar anabólicos", argumenta.

Este deporte como cualquier otro debe estar destinado a la búsqueda de la salud plena y seguridad en sí mismo, por eso tiene como filosofía proteger a las personas, sin embargo, para cumplir con esa consigna no se debe poner en riesgo la salud propia.
Este artículo me lo publicaron el Miércoles 3 de Mayo de 2006
Derechos Reservados -
De la Urbe Digital-



4 comentarios:

GAMA dijo...

MI PADRE FUE UN CAMPEON DE FISICOCULTURISMO Y DE LEVANTAMIENTO DE PESAS EN EL ANO 1957 Y AUN VA AL GIMNASIO Y TIENE 87 ANOS (FUE MR.COLOMBIA SU NOMBRE ES GERARDO ORTIZ Y CUANDO VE HACER UN EJERCICIO MAL SIEMPRE LOS CORRIGE Y LA GENTE LE AGRADECE ESO.

Sandra González dijo...

Gama, gracias por tu comentario, lo que me hace pensar que leíste el artículo.

Sandra

Diego dijo...

Mi padre Gerardo Ortiz fue campeon de pesas y de fisicoculturismo en 1957 en Bogota y de pesas a la misma vez me gustaria que fuera reconocido al menos con un reportaje que fuera buscado en Medellin para al menos hacerle un homenaje en vida ya que ahora tiene 90 anos.

Historias de Medellín para el Mundo dijo...

Hola Diego, escribe a samigo234@hotmail.com